A todo el mundo le gusta ir cómodo en un coche, si tener que estar apretado con otras personas, pero también nos gusta ahorrarnos unos eurillo en un viaje si podemos. La medida exacta reside, en un viaje económico pero que no sea un infierno y nos sintamos como una sardina enlatada.

Conductor

Cuando publiques el viaje, si tienes un coche de 5 plazas, tendrás la opción de dar cabida a tres o cuatro personas. Según el tamaño de tu coche, puede que tres personas vayan atrás cómodamente o vayan muy apretujadas. La decisión que tomes, repercutirá en el dinero que te ahorres en el viaje, y de las valoraciones que te den los pasajeros cuando finalicen el viaje (lo cual puede que te beneficie o perjudique en el futuro).

Qué tener en cuenta:

  • Tamaño de los pasajeros: si tus pasajeros son personas altas o corpulentas, no es aconsejable que lleves tres personas atrás, pues lo más probable es que no quepan bien. En el único caso que los pasajeros no suelen poner demasiadas quejas, es cuando el viaje es muy económico o son un grupo de amigos, y por ello entienden que tengan que ir apretados
  • Precio: si cobras una cantidad media, o media-alta, los pasajeros pensarán que están pagando para ir relativamente cómodos
  • Mochilas de mano: si llevas o algún pasajero lleva mochilas consigo, que no irán al maletero, reducirá el espacio que tendrán. No hay que olvidar, que muchas personas llevan agua y comida consigo, para tomar durante el trayecto
  • Pasajeros asegurados: Si indicas en la descripción que solo irán dos personas detrás, te asegurarás de llenar el coche más rápidamente

 

Pasajeros

A todos nos gusta ir cómodos durante el viaje, pero tampoco deseamos pagar un precio demasiado alto por ello. Un viaje largo con muchas personas y apretadas, puede ser todo con calvario. Deberías tener en cuenta:

  • Distancia del trayecto: un viaje corto enlatado no se hace tan duro, pero si tenemos que pasar muchas horas apretado e incómodo, será muy duro
  • Resto de acompañantes: en algunas plataformas puedes ver que otras personas van a ir en el viaje, si vemos que vamos a ir tres personas detrás, y que no nos convence ir apretados con nuestros futuros compañeros, mejor que escojas otro viaje
  • Equipaje de mano: a menudo llevamos una mochila o bolso encima, para llevar agua, alimentos o cualquier otro complemento. Si este equipaje no es demasiado pequeño, pero el coche sí que lo es, puede que nos dé mucho calor y nos agobiemos durante el viaje
  • Nuestro tamaño: si somos una persona alta y/o corpulenta, es aconsejable viajar en coches amplios o que al menos, no vayan demasiadas personas. “Dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio”, y puede que veamos que nuestra cabeza cocha en el techo, nuestras piernas con el asiento de delante, y nos clavemos el hombro de nuestro compañero.
  • Precio: si lo que deseamos es ahorrarnos todo el precio que podamos, siempre podemos aguantar un poco de tensión durante el viaje. Es una decisión aceptable, cuando viajamos habitualmente con estos sistemas

 

Advertencia

Si no indicamos al conductor que hemos escogido su viaje porque solo iban dos personas detrás, o si eres conductor y no has indicado, que en tu viaje puede que en un futuro viajen más personas detrás, puede que cuando vayas a realizar el viaje te encuentres en problemas. Imagínate que eres una persona grande, ibais a ir dos personas detrás, y en el último momento, se añade una tercera, provocando que durante el viaje vayáis todos apretados. Lo cual provocará que votes negativamente al conductor, si no te avisó que podría aumentar el número.

 

Anécdota

Persona de además en un viaje, sin aire acondicionado, coche pequeño

Viajando de Madrid a Alicante, 4  horas de camino, yendo en un coche algo pequeño. Es un coche antiguo sin buenas suspensiones, así que aparte de vibrar un poco, no poder pasar de 100km/h, hacer mucho ruido, tampoco tiene aire acondicionado. A pesar de ello, no es un viaje del todo malo, pues en los asientos de detrás, solo vamos dos personas, dos chicos grandes, pero solo dos personas.

Pero a mitad del trayecto, nos paramos y la conductora nos indica que vamos a recoger a una tercera persona. Nos afirma, que si no nos importa, que había recibido la llamada durante la mañana y no podía decirle que no. Es otro chico grande, y como podemos nos metemos en el coche. Tres chicos con el calor del verano en un seat Ibiza pequeño sin aire acondicionado… Acabamos pegados unos a otros sudando, con una ventanilla medio bajada, provocando que el ruido del coche aumentase más aún. Para más jocoso, la conductora afirmando varias veces durante el viaje, que llevaba más personas para ahorrarse dinero, lo cual no era muy conveniente decirlo, teniendo a unos pasajeros muy incómodos.