Vivimos en una sociedad donde es importante la imagen y lo que nos trasmite. Nadie viajaría con una persona que nos diera miedo, o tal vez no deseas viajar con un conductor demasiado joven o demasiado mayor, o incluso, porque es un heavy o bacala y no tienes ganas de aguantarlo. Las razones pueden ser lógicas, viscerales y/o irracionales, pero una buena o mala foto, puede marcar la diferencia, para que consigamos viajar o llenemos el coche.

En algunos casos, tanto pasajeros como conductores elegirán a unas personas sobre otras solamente por sus preferencias musicales, edad, sexo, aspecto… que se podrá deducir a través de la foto. Lo único que podemos hacer, es mostrarnos como somos, para luego no tener sorpresas con nuestro compañero, ni ofendernos porque solamente no nos elijan porque somos un hombre, o somos muy jóvenes, o porque es de un grupo social diferente. Nosotros también elegiremos a las personas con las que creemos que iremos más cómodos.

 

Conductor y pasajero

Siempre es mejor tener una foto, que no tener ninguna, a no ser que asuste la que tengamos. Según las encuestas realizadas, los pasajeros tenían en cuenta:

  • En la foto salir sonriendo: transmite al inconsciente que nos sintamos más cómodos
  • Foto formal: no sería aconsejable salir bebiendo o tomando sustancias ilegales
  • Que se nos vea: no es aconsejable fotos que se nos vea desde lejos
  • Foto reciente: no pongas una foto de hace 10 años, puede que luego tengas problemas para que te reconozcan cuando esperas a los pasajeros o a que te recojan

 

Advertencia

A parte de los gustos, de una foto se puede deducir muchas cosas sobre conductores o pasajeros. No cayendo en estereotipos, porque cada persona es un mundo, deberíamos fijarnos en:

  • Edad del conductor: si vamos con gente joven es más probable que el conductor conduzca rápido. Hay personas que solo querrán viajar con personas jóvenes, otros con mayores
  • Sexo del conductor: muchas mujeres solo querrán ir con mujeres, para sentirse más seguras, y algunos hombres también desearán rodearse de mujeres en el viaje
  • Look de la persona: algunos elegirán solo a personas que parezcan más afines a sus gustos, es decir, un “heavy” no elegirá en muchos casos a una persona que parezca “bacala”

 

Anécdota

En un viaje de Alicante a Madrid, donde la media del viaje estaba en 20 euros, una chica puso el precio de 38 euros para ir con ella. En la plataforma donde había visto dicho anuncio, su oferta aparecía en rojo, debido al precio desmedido que había puesto. Supuse que no conseguiría pasajeros con dicho precio, pues había muchos más viajes y a un coste mucho más reducido. Pues menuda la sorpresa, cuando vi el mismo día, que dicha persona, había conseguido dos pasajeros para su viaje. ¿Cuál fue su secreto? Pues en la foto parecía una chica atractiva y un poco provocativa, o eso creo deducir que fueron las razones para pagar ese precio, puesto que el coche era uno normal, y su descripción del viaje, no era nada del otro mundo. Aprendí que ningún precio es desorbitado, siempre que haya alguien dispuesto a pagar por ello.